Volver
 

Propuesta configuración del museo-taller

enlace Propósitos del Proyecto
enlace Cronología del Proyecto

Como se puede ver en el plano recorrido de visita, el museo-taller del Real Ingenio sería compuesto de varios edificios en torno a un gran patio de dos niveles. Cada edificio tendría su propio cometido especial formulado a base de su función histórica, las necesidades especiales y técnicas de los usos nuevos y lo que sería un lógico recorrido de visita.

Edificio 1

La totalidad de este edificio (partes a y b) recibiría una configuración provisional especialmente diseñado para la gran exposición temporal titulada: La Moneda en Europa: su Pasado, Presente y Futuro, que estaría emplazada en la ceca durante todo el año de 2002 en coordinación con el lanzamiento del euro y durante la fase de transición de las viejas monedas europeas a la nueva. Hacia principios del año 2003, el interior de este edificio sería modificado conforme a las actividades permanentes del museo-taller, en la siguiente manera:

(a) Los altos techos abovedados de ladrillo de lo que era la sala de fundición de la antigua ceca, harían que este edificio serviría como una interesante sala de conferencias, ya que los nuevos hornos para los talleres de acuñación tendrían que ir, por motivos prácticos, en el edificio número 3 del patio bajo.

(b) Este edificio albergó la tesorería, almacenes y aposentos de la antigua ceca. El proyecto de rehabilitación dedica este espacio para un centro de investigaciones, biblioteca, y salas de exposiciones itinerantes y de multiusos.

Edificio 2

Este edificio fue el antiguo molino de papel y harina que compró Felipe II en 1583 como emplazamiento para su nueva casa de moneda. Ya que se construyó un edificio nuevo para la maquinaria de la fábrica, Felipe II alquilaba este edificio a particulares que continuaban la fabricación de dichos productos durante la primera década de funcionamiento de la nueva ceca.

El proyecto de rehabilitación contempla la conversión de este edificio en un restaurante-café-terraza que sería explotado por arrendamiento al sector hostelero segoviano. El restaurante-café tendría bellas vistas al río desde sus ventanas y desde las mesas en la terraza se apreciaría el giro de las ruedas hidráulicas con un espectacular vista del Alcázar como telón de fondo. La decoración de este local tendría como motivo, las Antiguas Fábricas Hidráulicas, con reproducciones de antiguos grabados sobre el tema, siendo una especie de exposición tecnológica gratuita. Este negocio de alta rentabilidad esta pensado para motivar visitas frecuentes por parte de los mismos segovianos y así poder mantener abierto el recinto de los patios durante los 7 días de la semana, todo el año. (La única entrada que se cobraría sería para visitar a los talleres artesanales).

Edificio 3

Este edificio, diseñado y construido por Juan de Herrera, célebre arquitecto de Felipe II, es donde se albergó en el pasado toda la maquinaría de acuñación. Los talleres artesanales del nuevo museo tendrían que ir obligatoriamente en este edificio para que las reconstruidas ruedas hidráulicas se alimenten, como antes, del canal de agua a su espalda. Una pasarela volada dentro del edificio diáfano permitiría a los visitantes observar cómodamente los talleres, situados en el nivel bajo, con la debida seguridad y sin estorbar las labores. Los talleres previstos serían: acuñación a martillo, molino y prensa de volante, una forja-herrería, fabricación de papel, y puestos de grabado, estampación y encuadernación.

Edificio 4

Este edificio, donde se albergó oficinas y aposentos de la histórica ceca, es de particular interés por su situación próxima a la entrada y salida del recinto. Esta condición le hace idóneo para la ubicación de la tienda del museo, que podría ir en la planta baja, mientras que en la planta alta se podría restablecer la escuela de grabadores que siempre existió en Segovia, tan íntimamente relacionada con la fabricación de moneda, y que desapareció con el cierre de la ceca.

Edificio 5

Las antiguas caballerizas se convertirían en una sala de recepciones cuya situación próxima al jardín privado de la ceca permitirá los invitados a inauguraciones y recepciones especiales a degustar el vino español entre las flores y con el impresionante Alcázar como telón de fondo.

Zona 6

Esta zona es donde se encuentra el canal de agua que alimentaba las ruedas hidráulicas de la antigua ceca. El proyecto contempla la recuperación de esta zona como una exposición al aire libre titulada: Antiguas Fábricas Hidráulicas, basada en las reconstruidas ruedas del museo-taller y coordinada con el motivo de la decoración del restaurante-café-terraza.

Zona 7

Esta zona al aire libre se compone del jardín romántico de la ceca, los patios alto y bajo y el entorno extramuros del conjunto de los edificios. El acceso al jardín podría estar relacionado con las actividades en el centro de recepciones, mientras los patios estarían abiertos al público, gratuitamente, durante las horas que esté abierto el restaurante-café-terraza. El entorno de la Casa de la Moneda sería incorporado en el parque del "cinturón verde" entre la Alameda del Parral y la de La Fuencisla, creando así una zona continua para el paseo y sosiego.